El uso de los aceites en la vida cotidiana, no solo en gastronomía, acompaña a la humanidad desde tiempos inmemoriales. El aceite de oliva, el rey de la de la dieta mediterránea, es uno de los alimentos con mayores propiedades preventivas y curativas por su alto contenido en ácidos grasos monoinsaturados, y vitaminas A, D, K y E. Podemos y debemos destacar además la gran variedad de aceites que existen en el mercado actualmente y que por su bajo porcentaje de grasas saturadas permiten añadir variedad a nuestra dieta: aceite de pepitas de uva, de cereales, de maíz, soja, arroz, de cacahuete, palma, semilla de calabaza, cártamo o sésamo.

Hoy hablamos del aceite de sésamo. El aceite de sésamo se extrae a partir del prensado en frío de las semillas de sésamo y es especialmente recomendado en las dietas de las personas con hipercolesterolemia. Las semillas de sésamo contienen una amplia gama de principios nutritivos de alto valor biológico; tienen un 52% de lípidos, entre ellos la lecitina, grasa que se encuentra en el tejido nervioso, la sangre, el semen y la bilis, y que desempeña una labor importante en el organismo, manteniendo disuelto el colesterol.

Los antioxidantes en el aceite obtenido de las semillas de sésamo le dan una gran durabilidad por lo que evita que se estropee y se ponga rancio a corto plazo. Es importante consumir aceite de primera prensión en frío y sin proceso alguno de refinación para poder aprovechar todas las propiedades. El aceite de sésamo tiene efectos beneficiosos sobre el sistema cardiovascular, y su uso constante ayuda a controlar la tensión arterial, favorece la actividad mental y la memoria y combate los estados depresivos. Otros de sus usos es en cremas: nutritivas, reductoras, reafirmantes y de protección solar.

El aceite de sésamo es un ingrediente fundamental en la cocina asiática, se usa principalmente para aliños o para añadir a los alimentos unos minutos antes de acabar la cocción.

Los aceites traen novedad y diversidad en la mesa, solo hay que conocerlos y utilizarlos de la manera correcta.

Fuente: http://www.entremaqueros.com