Ingredientes de la masa

400 g de manteca pomada
200 g de Azúcar Ledesma
1 cucharadita de esencia de vainilla
4 yemas de huevo
500 g de harina 0000 tamizada
300 g de nueces congeladas procesadas
1 pizca de sal

Ingredientes para el relleno

500 g de dulce de leche pastelero

Preparación

Colocar las nueces en el freezer. Congelar. Procesar
Batir a blanco la manteca pomada con el Azúcar Ledesma. Incorporar la esencia de vainilla y las yemas una a una.

Hacer una corona sobre la mesada con la harina tamizada, la sal y las nueces procesadas. Mezclar
Colocar el batido en el centro de la corona. Mezclar e integrar sin amasar. Es una masa de textura blanda.
Envolver la masa en film. Refrigerar por una hora.

Estirar y cortar las tapas. Colocar sobre una placa para horno. Refrigerar las tapas de masa cruda por 30 minutos antes de hornear.
Cocinar en el horno precalentado a 180ºC por 10 minutos. Enfriar y rellenar con el dulce de leche pastelero.
El secreto de esta masa es que antes de entrar al horno este bien fría.