Ingredientes

100 g de frutas confitadas picadas
150 g de pasas de uva
100 g de cerezas confitadas
70 cc de coñac
250 g de manteca blanda
250 g de Azúcar Ledesma
ralladura de 1 limón
5 yemas
2 huevos
250 g de harina 0000
80 g de almidón de maíz
15 g de polvo para hornear
150 g de frutas secas picadas(nueces, almendras, avellanas)
Para decorar, glasé real y frutas secas enteras.

Preparación

Colocar las frutas confitadas picadas, junto a las pasas de uva y las cerezas confitadas en un recipiente de vidrio, bañar con el coñac, tapar y llevar al microondas 2 minutos, a potencia máxima. Dejar enfriar. Escurrir. La otra opción es dejar macerar la noche anterior.

Batir la manteca y el Azúcar Ledesma hasta blanquear y lograr una preparación bien cremosa
Incorporar la ralladura de limón, las yemas y huevos, uno a uno. Lograr una preparación bien cremosa y homogénea.
Tamizar la harina y el almidón de maíz junto al polvo de hornear. Incorporar al batido poco a poco con movimientos envolventes.
Colocar las frutas confitadas y escurridas en un bol junto a las frutas secas picadas, espolvorear con harina y añadirlas a la masa.
Colocar en dos moldes antiadherente de budín de 24 cm por 6 cm
Precalentar el horno a170 grados centígrados y cocinar aproximadamente 45 minutos.
Enfriar sobre una rejilla. Decorar con glasé real y frutos secos enteros.