Consejos útiles

En la fondue de chocolate es importante mantener la llama del fuego baja, para que el chocolate no se queme. Si esto sucede, pierde calidad, brillo y humedad por lo que se tornaría una preparación con poca untuosidad.

Para solucionar este problema  se puede recurrir a unas gotas de aceite de cocina neutro, se incorpora a la preparación y se mezcla con una cuchara de madera, hasta volver a obtener una crema de chocolate con fluidez.

Para las fondues que se preparan  con una base de crema de leche, es importante que estas no lleguen a punto de ebullición.

Si la preparación queda muy espesa se puede adicionar un poco mas de crema caliente, licores, café preparado, etc.

 

Ingredientes

Los chocolates semiamargos, de leche o blancos son bases importantes para la preparación de las fondues, como también, las cremas, los licores y especias que al combinarlas y fundirlas hacen las más deliciosas especialidades.

 

Acompañamientos

Se pueden utilizar además de  frutas frescas todo tipo de preparaciones de pastelería, cuya miga sea compacta para poder clavar con el tenedor de fondues y no se desprenda al sumergirlo en el chocolate. Todos los cortes deben tener un tamaño  similar y tienen que ser pequeños bocados que resulten cómodos al ingerirlos.

Las frutas secas son otra opción, también los frutos secos picados, como las nueces, almendras, avellanas, piñones que coronaran el bocado al sumergirlos en ellos.

 

Los vinos dulces como el Oporto o un Marsala, maridan exicitamente con el chocolate.