Dos platos con el hipnótico sabor de los mares azules

La Patagonia, región de cordillera y mar, sabe ofrecer variedad, calidad y cantidad de productos imperdibles para los cinco sentidos. Reconocidos y buscados en el mundo, los langostinos y camarones del mar patagónico se lucen en esta receta de nuestra cocinera favorita.

 

Silvia Valdemoros, cocina con productos patagónicos

Volvemos a la cocina de la mano de Silvia Valdemoros, para reconocer y valorar los productos propios de la Patagonia. En esta entrega, le dedicamos toda la atención al mar.

Los langostinos patagónicos son muy buscados en todo el mundo. Porque se procesan con un método único que logra que el producto llegue como si fuera fresco a cualquier parte del planeta. Y eso no sucede con todos los productos del mar, por eso ese tratamiento les da un valor agregado único” asegura la cocinera.

Pero no sólo se puede disfrutar de los langostinos y camarones grillados, en paella o cazuela. También encontramos la “vueltita de tuerca” con el sello Valdemoros para esta propuesta con todo el sabor.

 

 

 

Langostinos con gazpacho

Los presentamos en vasitos de shot, con la cola del langostino hacia arriba.

En cada vasito ponemos un gazpacho muy fácil: un tomate cortado en cuartos, un cuarto de cebolla, pocas migas de pan, aceite de oliva, vinagre y medio diente

de ajo. Todo va a la licuadora. Y podemos agregar un poco de brandy.

“Esa salsita se llama salmorejo y es una especie de gazpacho español, una salsa fría muy rica.” Los invitados a la mesa podrán mojar el langostino en el gazpacho y a disfrutar.

Ensalada tibia de lingüinis

Los lingüinis son fideos o pasta italiana muy finita. Los cocinamos como habitualmente se hacen las pastas.

Una ensalada tibia de camarones y pasta

Aparte, en una cacerola ponemos aceite de oliva. “Si son de la Patagonia, mejor. Porque en esta región tienen excelentes aceites” asegura Valdemoros. Y agregamos jugo de limón natural. “Sé generoso con el jugo de limón,  ponele bastante.”

Ponemos a fuego muy bajo porque no tiene que hervir, sólo calentarse. A esa preparación agregamos camarones, sal y pimienta.

Así el aceite va a empezar a tomar el sabor de los camarones y el limón. Es fundamental mantener el fuego muy bajo.

Cuando la pasta esté cocida la sumamos a la cacerola con el aceite, el limón y los camarones. Mezclamos todo. Minutos antes de servir agregamos hojas de berro y tomates cherry.

Se puede presentar en una fuente y agregarle escamas de queso rallado que podemos hacer con el pelapapas.

Silvia Valdemoros asegura que “la combinación de todos estos ingredientes es impresionante. Los colores que tiene este plato son geniales. Lo disfrutás con todos los sentidos y es muy fácil de hacer.”

¡A probar se ha dicho!

Fuente: http://patagonia.net/