Cuando cortamos de grabar y nos vamos a una pausa, Merche no deja de hacernos reir con sus ocurrencias!

Te queremos Mer!