Queridos amigos, hace 3 años que colaboro con una preciosa Fundación, Lo nuestro a la Olla, de la cual, me siento orgullosa de pertenecer y me hace inmensamente feliz.

Es una fundación de responsabilidad social alimentaria que tiene diversas unidades de trabajos sociales, una de ellas son las escuelas de cocina; en ellas se dan clases para que los alumnos puedan formarse y luego pasar a ser formadores en los diferentes centros a los cuales pertenecen. Se hacen acuerdos con diferentes provincias, municipios y regiones y alla vamos a dar clases! Son únicas e increíbles! no solo por el contenido gastronomico sino por el lazo que se establece con los alumnos, una de las tantas experiencias tan sentidas que me han tocado vivir.

Cada vez que los sábados me levanto tempranito para ir a dar clases, es tan grande mi felicidad que solo quiero estar ahí para enseñarles y contarles todo lo que se, además de pasar un lindo momento!

Siempre les digo que quiero y espero que den lo mejor de ellos en cada cosa que hagan y por supuesto que lo hagan con amor, esa es la clave del éxito!

Les dejo un beso enorme y unas fotos de regalo para compartir esos lindos momentos!

Que tengan una hermosa semana!!!!

Sil