Se trata de una hortaliza típica de ensaladas muy apreciada en la dietética actual. El 94% de su contenido es agua.Tiene un gran contenido en vitaminas A, E, C, B1, B2, y B3, es rica en beta-caroteno, pectina, fibra y lactucina  y también en calcio, magnesio, potasio y sodio. Al prepararse principalmente en crudo, mantiene todas sus propiedades nutritivas.

Entre los beneficios que nos aporta el consumo de la lechuga podemos destacar los siguientes:

Previene la fatiga, el cansancio y la anemia gracias a su gran contenido en hierro.

Fortalece las vias respiratorias, tiene efectos sedantes y tranquilizantes. Su poder analgésico tiene un efecto calmante en dolores musculares, torcedura y golpes.

Es rica en antioxidantes por lo que retrasa el envejecimiento celular y disminuye los niveles de colesterol y activa la circulación previniendo la arterosclerosis.

Para los diabéticos es una buena opción ya que regula los niveles de azúcar en sangre.

Combate problemas de gases y es diurética. No hay base científica que corrobore que el consumo de ensalada por la noche favorezca la retención de líquidos. Muy al contrario se recomienda su consumo por su efecto diurético y porque ayuda a la eliminación de líquidos.

Existen más de 100 tipos de lechuga en todo el mundo.

Nosotros destacamos las siguientes.

ICEBERG

Muy rica en calcio, con mucho sabor y económica. Su forma redonda, con las hojas grandes y apretadas, recuerda a la del repollo. Estupenda para ensaladas.

COGOLLOS

Los más conocidos son los de Tudela, de hojas verdes y corazón amarillo. Su precio es superior al de las lechugas más grandes y su sabor algo más intenso y ácido. Combinan bien con anchoas, bonito en lata y vinagretas fuertes.

ROMANA

También conocida como lechuga española, es la más económica y utilizada. Se caracteriza por su textura fibrosa y un ligero punto amargo. Apta para ensaladas y perfecta para elaborar salsas o purés.

LOLLO ROSSO

Es un tipo de lechuga rizada de color rojizo o morado, muy sabrosa y algo amarga. Resulta un poco más cara que el resto de las variedades. Es ideal como acompañamiento de carnes.

HOJA DE ROBLE

De tonalidades marrones y violetas, hojas muy grandes y rizadas en su punta. Sabor intenso y muy apto para ensaladas variadas y aves. Es mejor no aliñarla con fuertes vinagretas, porque matarían su característico sabor, entre dulce y amargo.

BATAVIA

Sus hojas son de color verde intenso, con los extremos rojizos, y su sabor tiene un gusto algo ácido. En ensaladas, es mejor mezclarla con otras lechugas. Perfecta para combinar con quesos y frutos secos.

 

Fuente: http://www.entremaqueros.com