Los productos de estación hablan de responsabilidad a la hora de consumir. Saber aprovecharlos y ponerse en sintonía con la Naturaleza es posible. Y mucho más si lo hacemos de la mano de nuestra cocinera preferida que en la Patagonia, está como en su casa. Pasen, vean y disfruten.

Silvia Valdemoros está lista y feliz de poder asistir una vez más al festival Cocina de los Lagos que se hará del 31 de marzo al 2 de abril en Lago Puelo.

Este año la propuesta de cocinar una pizza que cruce la frontera entre Chubut y Río Negro llama la atención de más de uno. Y poder encontrar la gastronomía regional toda junta en un mismo lugar es una oportunidad que nuestra cocinera no va a perderse bajo ningún punto de vista.

“Estas fiestas, estos encuentros gastronómicos que se multiplican en el país son una vidriera inigualable para los productores de cada región. Hay que reconocer el trabajo y la pasión que le ponen los organizadores a estos eventos. Y es un placer ser parte” señala Silvia.

El fin del verano es sinónimo de cosecha de tomates. En la Patagonia este fruto de la tierra tiñe de rojo chacras y valles para regocijar a los amantes de la buena vida con un dulce sabor que se puede aprovechar, y mucho.

TOMATES CONFITADOS

Cortar los tomates en cuartos. Acomodarlos en una placa para horno. Agregar sal, pimienta, romero y dientes de ajo con la piel “aplastados con un cuchillo”

Espolvorear con azúcar y poner en el horno entre 30 y 40 minutos.

“Los podés sumar a una ensalada, como entrada en un asado, o con arroz” sugiere Valdemoros.

TOMATES SECOS

Cortar el tomate perita a la mitad. Poner en una rejilla de plástico al sol, al aire libre. Hay que darlos vuelta para que se vayan deshidratando.

Se puede cortar también en rodajas muy finas. Se ponen en una placa siliconada o en una asadera con papel manteca.

Poner en el horno muy bajo. Cocinar aproximadamente dos horas.

SALSA PARA ENVASAR

Licuar los tomates frescos y guardar en frascos.

Tienen que estar esterilizados con alcohol. Hay que ponerlos boca abajo para que escurra el líquido. También se pueden hervir los frascos y las tapas.

Se pueden cocinar los tomates con aceite, ajo y romero en una sartén por pocos minutos. Poner la preparación en los frascos mientras está caliente y taparlos.

“Para envasar al vacío y que salga todo el aire hay que poner los frascos parados en una cacerola con agua que los tape. Poner a calentar unos 20 minutos y cuando rompe el hervor están listos” recomienda Silvia.

SALSA FACIL Y RAPIDA

Sacarle la piel a los tomates haciéndoles un corte en cruz en la base. Sumergir unos segundos en agua hirviendo y así se desprende la piel muy fácilmente.

Sacamos las semillas. Cubeteamos el tomate. En una sartén con aceite de oliva sumamos ajo y romero. Ponemos el tomate “de golpe” en la sartén “y así se le va la acidez a la preparación” dice Valdemoros. Agregamos sal y pimienta.

Cocinamos entre 5 y 10 minutos sin dejar que se desarmen los cubos.

El comienzo del otoño propone disfrutar de la cocina y de los regalos de la tierra. Una buena oportunidad para poner a jugar el amor en la cocina para disfrutar todo el año.

 

Fuente: http://patagonia.net