El vino en las comidas

El vino en las comidas

Hay muchas formas de elegir el vino en base al plato de comida o postre que se va a ingerir. Una clásica es que, con carnes blancas van los vinos blancos y con carnes rojas van los vinos tintos. En la actualidad, las reglas nos dicen que se deben unir sabores con colores, que ningún sabor sea del vino o la comida debe tapar al otro.

El orden de los vinos

Las reglas básicas o generales nos dice:

– Los vinos blancos antes de los tintos.
– Los vinos secos antes de los dulces.
– Los vinos livianos antes de los de cuerpo.

Los vinos según el tipo de comidas:

– Los vinos blancos son buenos para acompañar los platos fríos, pastas, carnes blancas como el pescado, pollo, gallina, pavo u otras aves con salsas claras.
– Los vinos tintos son excelentes para las carnes rojas con salsas oscuras.
– Para los postres es recomendable utilizar un vino espumante, champagne, abocado o generosos.
– Los vinos rosados, se pueden utilizar con todos los platos.

Temperatura de los vinos:

– Blancos Jóvenes (entre 7º y 10º C)
– Blancos Crianza (10º y 12º C)
– Blancos Dulces (5º C)
– Tintos Jóvenes (12º y 15º C)
– Tintos Crianza (14º y 17º C)
– Tintos Reservas (17º y 18º C)
– Rosados y Claretes (10º y 12º C)
– Cavas y Espumosos (6º y 8º C)
– Licorosos (12º y 14º C)

Algunos consejos sobre vinos:

-No se recomienda el enfriamiento rápido de los vinos a través del congelador.
– Los vinos blancos se deben llevar a la mesa dentro de un balde de hielo picado para mantener el frío y se descorcha al momento de servir.
– Los vinos tintos de crianza y reserva, si se toma a temperatura ambiente, es conveniente chambrear el vino, que consiste en sacarlo con tiempo para que este tome la temperatura del lugar, siempre y cuando está no supere los 22º C.

Fondue de queso clásica

Fondue de queso clásica

Fondue de queso clásica
Tipo de receta: Fondues
Autor: Silvia Valdemoros
Ingredientes
  • 300 cc de vino blanco seco y acido
  • 400 g de de queso Gruyere
  • 200 g de Emmental
  • 6 cucharadas de Kirsch
  • pimienta
  • 1 pizca de nuez moscada
Instrucciones
  1. Rallar los quesos con un rallador grueso o bien cortarlo en pequeños dados.
  2. Calentar el vino en el caquelon a fuego bajo en la cocina, cuidando que no hierva. Incorporar el queso rallado poco a poco, remover constantemente con una cuchara de madera en forma de ochos, hasta que el queso se funda.
  3. Incorporar el Kirsh a la preparación de quesos fundidos, remover constantemente.
  4. Sazonar con pimienta a gusto y una pizca de nuez moscada recién rallada. Mezclar bien con la preparación.
  5. Llevar el caquelon sobre el hornillo encendido y mantener caliente.
  6. La preparación debe removerse constantemente a lo largo de la comida para que se mantenga cremosa.
  7. Pinchar los trozos de pan y guarniciones con los tenedores de fondue e introducir en el caquelon.
  8. Además se puede acompañar con una ensalada de frescas hojas aderezadas con una vinagreta clásica