Verdades y mentiras sobre los alimentos light

Verdades y mentiras sobre los alimentos light

Existe una cantidad innumerable de mitos rodeando a este tipo de alimentación lo cual hace difícil saber si lo que estamos haciendo en nuestra dieta esta bien. Por eso, hoy vamos a hablar sobre el efecto de estos alimentos y si realmente cuidan de nuestra línea.

Uno de los principales problemas de los alimentos light es la cantidad de publicidad que se les hace, esto genera mucha confusión y lleva a pensar en muchos casos que los mismos no engordan o peor, que adelgazan, una concepción totalmente falsa. Como resultado de esto muchos abusan de su consumo pensando que todo va a estar bien, cuando en realidad acaban ingiriendo la misma cantidad de grasas y azúcar o inclusive más que si consumieran los productos ‘normales’.

Por tanto, debemos entender exactamente qué se entiende por alimento ‘light’. Para que un producto lleve esta etiqueta debe tener, al menos, un 30% menos de calorías que su producto de referencia. ¿Cómo se logra esto? ‘homónimo’. Se sustituyen parte de las grasas o azúcares por otros componentes (aditivos y sucedáneos, como los edulcorantes, que dan sabor y apenas aportan calorías).

Algo que sí es cierto es que consumidos de forma moderada y combinados con ejercicio y una dieta equilibrada sí pueden ayudarnos a combatir el sobrepeso. Por tanto, algunos alimentos light como los yogures y leches y los fiambres tipo jamón york o pechuga de pollo son de gran ayuda en al dieta.

Por último, es importante que verifiques la etiqueta antes de comprar cualquiera de estos productos, en donde se detalla el porcentaje de reducción de calorías y el valor energético por cada 100 gramos.