Frutas (Parte 3)

Frutas (Parte 3)

Atención con la fruta como postre!!

En líneas generales tendemos a ingerir las frutas luego del postre pero no es aconsejable ya que es un alimento que se digiere rápidamente y si se la come después de una comida, frena el proceso digestivo generando fermentaciones y gases. Por eso también es necesario ser selectivo si se la ingiere junto con granolas y cereales. Será necesario priorizar la manzana o pera y evitar los cítricos, pues que estos generan un medio ácido que entorpece la digestión de los almidones presentes en los cereales.

Secretito… si se ingiere una fruta entre 15 o 20 minutos antes de una comida principal, es probable que se estimule el proceso digestivo.

 

Cuidado con las mermeladas de fruta orgánica!!

Las mermeladas al pasar por un proceso de cocción, las frutas correspondientes a esta, pierden vitaminas y enzimas, proceso que se intensifica en el pasteurizado  que se les hace para alargar la conservación.

Algunos de los recaudos que se deberá tomar al elegir las mermeladas es verificar que esta se encuentre elaborada puramente con frutas y no con aditivos o saborizantes químicos!!.

 

Otras formas de consumir frutas!!

Otra forma de consumir frutas es a través de jugos. Si bien de esta forma se pierden nutrientes, resulta útil en caso de dietas desintoxicantes, ayuno, dietas liquidas, etc. Podríamos decir que los jugos son una especie de refinación de la fruta, pues que le sacamos elementos como la cascara siendo rica esta en pectinas, vitaminas y antioxidantes!!!.

Se recomienda el licuado, ya que pueden conservar las cascaras, realizándose con leche de semillas, agua, jugos vegetales y agua enzimática!!.

¡Viva la fruta!

¡Viva la fruta!

Sabias que las frutas constituyen el alimento fisiológico por excelencia del ser humano, dada nuestra condición frugívora. Además son una excelente fuente de enzimas, vitaminas y minerales. Se considera que deberían ser nuestra principal fuente de agua, ya que contienen entre un 80 y un 93 % de agua de alto valor biológico, aportando azucares simples, oligoelementos, aminoácidos y fibras, ácidos orgánicos y antioxidantes.

A la hora de elegir recuerde tener prioridad por las de estación, las zonas donde vive y las maduras naturalmente, ya que le garantizará un correcto metabolismo y la menor perdida de nutrientes posibles.

La Fruta, ¿Con o sin piel?

La Fruta, ¿Con o sin piel?

La fruta es uno de los alimentos más sanos y recomendados por nutricionistas, tanto por su aportación de vitaminas y carbohidratos como por ser la mejor fuente de calorías.

Consumir las frutas con o sin piel es un debate muy antiguo y cada una de las dos opciones tiene sus adeptos.

Teniendo en cuenta que en la piel se pueden almacenar restos de residuos de pesticidas, conviene pelar las frutas. Pero al hacerlo se desaprovecha un alto porcentaje de fibra y de vitaminas. La fibra es uno de los compuestos de la piel que mas interés presenta para nosotros, ya que da sensación de saciedad, favorece el mantenimiento y desarrollo de la flora intestinal beneficiosa, regula el nivel de glucosa y colesterol, previene el estreñimiento y el cáncer de colon. Por eso, si se pela la fruta antes de su consumición, hay que intentar que las mondas sean muy finas y en el caso de los cítricos dejar toda la parte blanca que recubre la pulpa.

Para consumir la fruta con piel hay que seguir una sola regla: lavarla muy bien bajo el grifo, si es posible con la ayuda de un cepillo, para retirar todas las sustancias indeseables. En el caso de las fresas, se pueden dejar en remojo unos minutos y luego escurrir muy bien.

Con o sin piel, lo que todos sabemos es que la fruta es indispensable para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Se debe educar a los niños en este sentido, ya que a veces se muestran reacios a consumirla, tienen que ser motivados y conscientes de que hay que comer de todo.