Tarta de hinojos y espinacas

Tarta de hinojos y espinacas

Tarta de hinojos y espicacas, preparala y contame cómo te fué!

Tarta de hinojos y espinacas
Autor: Silvia Valdemoros
Ingredientes
  • 1 Masa de tarta comprada.
  • 3 cebollas de verdeo picadas bien chiquitas.
  • 3 Hinojos picados.
  • 3 paquetes de espinaca cortadas en juliana o 2 de acelga.
  • 3 huevos.
  • 100 cc de crema de leche.
  • Aceite c/n.
Instrucciones
  1. Forrar el molde o tartera con la masa y llevar a la heladera. Reservar.
  2. Saltear los puerros e hinojos en aceite hasta que se ablanden. Incorporar la espinaca y terminar de cocinar aproximadamente 10 minutos. Enfriar y reservar.
  3. Batir los huevos con la crema, condimentar con sal y pimienta.
  4. Sobre la masa fria en el molde colocar el salteado de hinojos y espinacas esparciendo muy bien por toda la superficie, verter el ligue de huevo y crema sobre el relleno de forma pareja.
  5. Opcional, espolvorear con queso rallado.
  6. Hornear a una temperatura de 190 º C durante 30 minutos o hasta que este consistente.

 

La lechuga

La lechuga

Se trata de una hortaliza típica de ensaladas muy apreciada en la dietética actual. El 94% de su contenido es agua.Tiene un gran contenido en vitaminas A, E, C, B1, B2, y B3, es rica en beta-caroteno, pectina, fibra y lactucina  y también en calcio, magnesio, potasio y sodio. Al prepararse principalmente en crudo, mantiene todas sus propiedades nutritivas.

Entre los beneficios que nos aporta el consumo de la lechuga podemos destacar los siguientes:

Previene la fatiga, el cansancio y la anemia gracias a su gran contenido en hierro.

Fortalece las vias respiratorias, tiene efectos sedantes y tranquilizantes. Su poder analgésico tiene un efecto calmante en dolores musculares, torcedura y golpes.

Es rica en antioxidantes por lo que retrasa el envejecimiento celular y disminuye los niveles de colesterol y activa la circulación previniendo la arterosclerosis.

Para los diabéticos es una buena opción ya que regula los niveles de azúcar en sangre.

Combate problemas de gases y es diurética. No hay base científica que corrobore que el consumo de ensalada por la noche favorezca la retención de líquidos. Muy al contrario se recomienda su consumo por su efecto diurético y porque ayuda a la eliminación de líquidos.

Existen más de 100 tipos de lechuga en todo el mundo.

Nosotros destacamos las siguientes.

ICEBERG

Muy rica en calcio, con mucho sabor y económica. Su forma redonda, con las hojas grandes y apretadas, recuerda a la del repollo. Estupenda para ensaladas.

COGOLLOS

Los más conocidos son los de Tudela, de hojas verdes y corazón amarillo. Su precio es superior al de las lechugas más grandes y su sabor algo más intenso y ácido. Combinan bien con anchoas, bonito en lata y vinagretas fuertes.

ROMANA

También conocida como lechuga española, es la más económica y utilizada. Se caracteriza por su textura fibrosa y un ligero punto amargo. Apta para ensaladas y perfecta para elaborar salsas o purés.

LOLLO ROSSO

Es un tipo de lechuga rizada de color rojizo o morado, muy sabrosa y algo amarga. Resulta un poco más cara que el resto de las variedades. Es ideal como acompañamiento de carnes.

HOJA DE ROBLE

De tonalidades marrones y violetas, hojas muy grandes y rizadas en su punta. Sabor intenso y muy apto para ensaladas variadas y aves. Es mejor no aliñarla con fuertes vinagretas, porque matarían su característico sabor, entre dulce y amargo.

BATAVIA

Sus hojas son de color verde intenso, con los extremos rojizos, y su sabor tiene un gusto algo ácido. En ensaladas, es mejor mezclarla con otras lechugas. Perfecta para combinar con quesos y frutos secos.

 

Fuente: http://www.entremaqueros.com

La Fruta, ¿Con o sin piel?

La Fruta, ¿Con o sin piel?

La fruta es uno de los alimentos más sanos y recomendados por nutricionistas, tanto por su aportación de vitaminas y carbohidratos como por ser la mejor fuente de calorías.

Consumir las frutas con o sin piel es un debate muy antiguo y cada una de las dos opciones tiene sus adeptos.

Teniendo en cuenta que en la piel se pueden almacenar restos de residuos de pesticidas, conviene pelar las frutas. Pero al hacerlo se desaprovecha un alto porcentaje de fibra y de vitaminas. La fibra es uno de los compuestos de la piel que mas interés presenta para nosotros, ya que da sensación de saciedad, favorece el mantenimiento y desarrollo de la flora intestinal beneficiosa, regula el nivel de glucosa y colesterol, previene el estreñimiento y el cáncer de colon. Por eso, si se pela la fruta antes de su consumición, hay que intentar que las mondas sean muy finas y en el caso de los cítricos dejar toda la parte blanca que recubre la pulpa.

Para consumir la fruta con piel hay que seguir una sola regla: lavarla muy bien bajo el grifo, si es posible con la ayuda de un cepillo, para retirar todas las sustancias indeseables. En el caso de las fresas, se pueden dejar en remojo unos minutos y luego escurrir muy bien.

Con o sin piel, lo que todos sabemos es que la fruta es indispensable para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Se debe educar a los niños en este sentido, ya que a veces se muestran reacios a consumirla, tienen que ser motivados y conscientes de que hay que comer de todo.

Aceite de sésamo

Aceite de sésamo

El uso de los aceites en la vida cotidiana, no solo en gastronomía, acompaña a la humanidad desde tiempos inmemoriales. El aceite de oliva, el rey de la de la dieta mediterránea, es uno de los alimentos con mayores propiedades preventivas y curativas por su alto contenido en ácidos grasos monoinsaturados, y vitaminas A, D, K y E. Podemos y debemos destacar además la gran variedad de aceites que existen en el mercado actualmente y que por su bajo porcentaje de grasas saturadas permiten añadir variedad a nuestra dieta: aceite de pepitas de uva, de cereales, de maíz, soja, arroz, de cacahuete, palma, semilla de calabaza, cártamo o sésamo.

Hoy hablamos del aceite de sésamo. El aceite de sésamo se extrae a partir del prensado en frío de las semillas de sésamo y es especialmente recomendado en las dietas de las personas con hipercolesterolemia. Las semillas de sésamo contienen una amplia gama de principios nutritivos de alto valor biológico; tienen un 52% de lípidos, entre ellos la lecitina, grasa que se encuentra en el tejido nervioso, la sangre, el semen y la bilis, y que desempeña una labor importante en el organismo, manteniendo disuelto el colesterol.

Los antioxidantes en el aceite obtenido de las semillas de sésamo le dan una gran durabilidad por lo que evita que se estropee y se ponga rancio a corto plazo. Es importante consumir aceite de primera prensión en frío y sin proceso alguno de refinación para poder aprovechar todas las propiedades. El aceite de sésamo tiene efectos beneficiosos sobre el sistema cardiovascular, y su uso constante ayuda a controlar la tensión arterial, favorece la actividad mental y la memoria y combate los estados depresivos. Otros de sus usos es en cremas: nutritivas, reductoras, reafirmantes y de protección solar.

El aceite de sésamo es un ingrediente fundamental en la cocina asiática, se usa principalmente para aliños o para añadir a los alimentos unos minutos antes de acabar la cocción.

Los aceites traen novedad y diversidad en la mesa, solo hay que conocerlos y utilizarlos de la manera correcta.

Fuente: http://www.entremaqueros.com

Las Semillas, importantes para nuestra alimentación

Las Semillas, importantes para nuestra alimentación

Realmente las semillas son una fuente de energía ya que contienen hidratos de carbono, proteínas, grasas, alto contenido de vitaminas y minerales: Vitaminas del complejo B, E, antioxidante y anticancerígena y K, necesaria para la coagulación de la sangre entre otras importantes funciones.

De sus minerales los principales son el Magnesio y el Potasio, que contienen fibra soluble e insoluble que disminuyen el colesteról  y el tránsito intestinal. Entre las semillas que debemos consumir se encuentran las de:

Girasol (pipas) que son ricas en Magnesio y se pueden consumir solas, tostadas o en infusión. (Calorías: 1 cucharada de postre = 50 Cal.)

Lino, son ricas en Calcio y contienen gran cantidad de fibra soluble. Se pueden consumir solas, en infusiones o en la panificación integral. (Calorías: 1 cucharadita de té = 23 Cal.)

Sésamo, ricas en Calcio y contienen Lecitina, sustancia que previene la fijación del colesterol en las paredes de los vasos sanguíneos. Se emplean para adornar panes y bizcochos. (Calorías: 1 cucharada de postre = 33 Cal.)

Calabaza, son diuréticas y se pueden consumir picadas solas o en preparaciones como salsas, rellenos o como ingrediente de panes. Ricas en Zinc (Calorías: 10 unidades = 50 Cal.)

Además de todas estas, existe multitud de variedades de semillas, utilizadas normalmente en la cocina: Apio, Comino, Eneldo, Hinojo, Nuez Moscada, Mostaza, Pimienta y Amapola.

Como ustedes pueden ver, las semillas son una forma muy sencilla de complementar nuestra alimentación.

Fuente: http://viviendosanos.com/