La sandía

La sandía

Con el calor que aprieta cada día más, es normal que recurramos a los alimentos más ligeros que se pueden encontrar en los mercados. En estos meses crece el consumo de bebidas refrescantes, yogures y frutas. Uno de los alimentos estrella del verano es la sandía. Su dulce aroma te traerá no solo la frescura,  también las vitaminas A, C y E que necesitas. Debido a su gran contenido de agua, mas del 90%, la sandia es un buen detoxificante, tiene propiedades diuréticas, antirreumáticas y es una gran fuente de licopeno, un pigmento vegetal de acción antioxidante que ayuda a prevenir muchos tipos de cáncer.

Esta planta de origen africano,  de gran difusión en todo el mundo, tiene muy pocas calorías y por eso se recomienda en las dietas de adelgazamiento. Ayuda a la digestión y a la eliminación de líquidos, calma la sed y produce sensación de saciedad.

La sandía tiene gran aceptación entre los niños por su aroma dulce y el color vivo. La mejor manera de consumirla es fresca y fría pero también se pueden hacer postres, ensaladas, batidos y cocteles.

Fuente: http://www.entremaqueros.com