Cuando elegimos los recipientes a la hora de cocinar o guardar los alimentos es conveniente evitar aquellos que contengan teflón, cobre, aluminio o plomo.

Aquí esta la explicación, el aluminio es destructivo de las vitaminas, favoreciendo la formación de compuestos mutagénicos, reteniendo el plomo presente en el agua y luego lo transfiriéndolo al alimento.

Si vamos a utilizar algún recipiente como las panquequeras con el material teflón, utilizarlo a bajas temperaturas y descartar el alimento si se desprende parte del material del recipiente.

Son recomendables los recipientes de acero inoxidable, vidrio, barro no esmaltado,  porcelano o enlozado (siempre en buen estado) ya que son los materiales más apáticos y que menos interactúan con los alimentos.